CULTURA

La historia cultural puede dividirse en 2 períodos: antes del cristianismo y despues.
 
Antes de: Es con el paso al estado de agricultores, llamado también sedentarización, que los pueblos del Altiplano como los Quechua, Uro, Aymaras desarrollan las creencias a las divinidades para aportarles la abundancia y protegerlos de los caprichos de la naturaleza. Estas creencias se acompañan de rituales compuestos de músicas, danzas y también de sacrificios y tambien de sacrificios humanos. Muchas de estas creencias se perpetuaron después de la instalación de la religión cristiana, los indígenas mezclando las viejas creencias con a veces, la benevolencia de los religiosos españoles. Hoy aún, los mercados de las “brujas” están presentes y activos en todas las ciudades del Altiplano y los fetos de llama utilizados para algunos rituales (“mesas”, fundaciones, etc).

JPEG - 13.7 KB
PNG - 16.3 KB
simbolo de la pachamama
JPEG - 26.6 KB

Tihuanaku es el yacimiento arqueológico más importante de Bolivia. Es la cuna de la cultura de esta región. La famosa Puerta del Sol con sus motivos grabados da prueba de la cultura del pre tiempo incaico.

En el pre tiempo hispánico ya se conocían numerosas clases de flautas y tambores. Las temporadas determinan la clase de flautas utilizadas: durante la temporada húmeda, llamada Jallu Pacha, son las flautas dulces sobre todo (que se asemeja a nuestras flautas suaves), los pinkillos están vinculados a” todos los santos”, los tarkas - estado cortadas en madera - al Año nuevo y al Carnaval. La temporada seca, Auti Pacha en lengua aymara, ve aparecer las distintas barras de pan y las quenas. Para el pueblo indio, la música y la danza guarda hasta nuestros días todo su significado ritual. A través de estas ceremonias piden a los dioses de la montaña de dar la fertilidad a sus campos. Algunas danzas como el Tinku ilustran su espíritu combativo y es frecuente que estas danzas degeneran en verdaderos combates. Si la sangre fluye, es un sacrificio a la Tierra-Madre y eso debe aportar la fertilidad.

Después de: Los distintos órdenes encargados de evangelizar a las poblaciones autóctonas lo harán con más o menos discernimiento. De manera bastante simple y convencional con los de Dominica, los agustinos o losmercedarios, más adaptada para los franciscanos y en casi completa armoniza con los Indios en el caso de los jesuitas. Es por otra parte con estos últimos que la herencia será la más fuerte como dan prueba los festivales de música barroca que lo perpetúan hoy en las Misiones del oriente boliviano.
 
La fe cristiana se había hecho la norma.

JPEG - 7.9 KB
catedral de Cuzco
JPEG - 12.7 KB

El Día de Santiago, por ejemplo, es importante ya que este santo se confundió a menudo con el dios del trueno (Illapu). Igualmente importantes son las fiestas de la Virgen María, puesto que los Indios veneran en ella la Pacha Mama (Tierra-Madre). Además del “Todos los santos (Todos Santos) y el Carnaval, las fiestas destacadas se sitúan principalmente en la época de las sementeras así como antes y después de la cosecha. Los instrumentos a cuerdas se introdujeron al tiempo colonial. El charango, tanto apreciado hoy día, fue probablemente creado al siglo XVII según el modelo del vihuela español cuyo uso era entonces corriente. Es tocado sobre todo por los Quechuas, mientras que los Aymaras, fieles a sus tradiciones, sólo utilizan las flautas y los tambores. El tiempo colonial vio surgir nuevas danzas, generalmente de carácter satírico como el Auki-Aukis o el Waka Thokoris donde los Indios ridiculizan las autoridades españolas y sus hábitos. Sin embargo, la danza más famosa es la Diablada seguramente de Oruro, dedicado al Diablo, o más bien al dios de los mundos inferiores (Supay). Aquí, las creencias paganas y cristianas y las culturas indias y occidentales se reúnen en un único espectáculo.

JPEG - 12.1 KB
JPEG - 8.4 KB
JPEG - 21.8 KB
JPEG - 11.9 KB